Los impuestos del Bloque de Financiación Canario (IGIC, AIEM e impuesto de matriculación) recaudaron en los tres primeros meses de este año cerca de 500 millones de euros. La cantidad ingresada por los tributos derivados del REF durante el primer trimestre de 2018 superó en 115 millones los 381 millones obtenidos en el primer trimestre de 2017.

La recaudación por IGIC entre enero y marzo ascendió a 448,4 millones de euros, frente a los 338 del año pasado.

El impuesto de matriculación también crece de manera importante, con un millón más, al pasar de 3,7 recaudados en 2017 a 4,5 millones en el primer trimestre de este 2018.

El AIEM aumenta sus ingresos en casi cuatro millones, de 38,8 a 42,6.

El IGIC casi ha duplicado en 2017 la cifra de hace cinco años, superando ampliamente los datos precrisis. El año pasado, este impuesto recaudó 1.627 millones de euros frente a los 931 millones ingresados en 2012.