Las pernoctaciones hoteleras disminuyeron en el mes de octubre un 83,3% respecto a 2019, hasta sumar solo 30,3 millones en España.

Los efectos de la pandemia y las restricciones han condenado la presencia de turistas, tanto nacionales como internacionales.

La facturación acumula ocho meses consecutivos de descensos, así como un 73% menos desde que comenzó el año, según las cifras del INE.

Los principales afectados, los hoteles. En septiembre ya tuvieron que cerrar más de 800 establecimientos. Pero en octurbe, la cifra sube a 1.605.

En septiembre permanecían abiertos 12.202 hoteles, por los 10.597 que quedan en octubre, un 31,4% menos que un año antes.

Desde agosto, han cerrado en España más de 2.500 establecimientos por los rebrotes.