Los consumidores de las dos capitales canarias pueden ahorrar una media de 1.300 euros anuales dependiendo de los supermercados que elijan para comprar.

Madrid es la ciudad en donde mayor diferencia existe entre los establecimientos más caros y los más baratos, con hasta 3.000 euros al año. En Barcelona, el margen es de 1.547 euros. A continuación está Las Palmas de Gran Canaria, con un ahorro de hasta 1.374 euros anuales y dos puestos más abajo, Santa Cruz de Tenerife, con 1.309 euros. La media en España se sitúa en 947.

Un informe de la OCU analiza 173.305 precios en 1.176 comercios de 64 ciudades, además de Internet, y establece que un hogar medio gasta 4.986 euros al año en España.

Los productos más económicos normalmente coinciden con las marcas blancas y, en general, el mayor incremento en precios ha sido en los productos frescos, sobre todo en el pescado.